La Kasbah Ait Ben Haddou se encuentra situada a 190 kilómetros de Marrakech. Se trata de un espectacular poblado de arcilla y piedra con edificios rodeados por grandes murallas, aspecto que lo convierten en uno de los lugares más bellos de Marruecos y punto de visita obligado para todos aquellos turistas que tengan previsto conocer el país norteafricano. 

Viernes, 29 Diciembre 2017 09:49

Zagora, Puerta del Desierto

Es una tranquila ciudad de unos 30.000 habitantes que se sitúa junto al Draa. Ciudad apodada como la “Puerta del Desierto” cuya actividad gira entorno a una calle principal, ya que nunca ha estado tan poblada como para tener otro tipo de estructura urbana. Se encuentra al sur este de Marruecos, a unas pocas decenas de kilómetros al oeste de la frontera con Argelia. Esta ciudad es un buen lugar para todos aquellos que quieran continuar su viaje por tierras del sur o bien los que quieran disfrutar del desierto de Erg Chegaga gracias a su cercanía con Marrakech. La ciudad está en la región de Souss Massa Draa, cerca de 360 km al sureste de Marrakech. Es una tranquila ciudad de unos 30.000 habitantes que se sitúa junto al Draa. Ciudad apodada como la “Puerta del Desierto” cuya actividad gira entorno a una calle principal, ya que nunca ha estado tan poblada como para tener otro tipo de estructura urbana. Se encuentra al sur este de Marruecos, a unas pocas decenas de kilómetros al oeste de la frontera con Argelia. Esta ciudad es un buen lugar para todos aquellos que quieran continuar su viaje por tierras del sur o bien los que quieran disfrutar del desierto de Erg Chegaga gracias a su cercanía con Marrakech. La ciudad está en la región de Souss Massa Draa, cerca de 360 km al sureste de Marrakech.

Martes, 19 Diciembre 2017 09:03

Bereberes, hombres de la tierra

A diferencia de otras regiones norteafricanas, Marruecos ha estado habitado desde tiempos inmemoriales. Los bereberes, o imasighen (“hombres de la tierra”), se instalaron hace miles de años y llegaron a controlar todo el territorio comprendido entre Marruecos y Egipto. Divididos en clanes y tribus, siempre han guardado celosamente su independencia y precisamente esta característica les ha ayudado a conservar una de las culturas más fascinantes del continente.